yo

miércoles, 27 de julio de 2011

Algunas relaciones son como cristales rotos, a veces es mejor dejarlos roto, que hacerce daño al tratar de repararlos.